El Proyecto C2

El wadi en su conjunto como lugar arqueológico ha recibido menos atención que la tumba TT 320 (cachette) en la búsqueda de restos de actividad humana. Con el fin de explicar mejor la ubicación de la tumba TT 320 y las circunstancias detrás de la elección de este wadi como último lugar de reposo de los cuerpos de los reyes egipcios de varias dinastías del Reino Nuevo y posteriores, cualquier pieza de información es muy valiosa. En relación a esto, el equipo de la Universidad Complutense está orientado a la identificación en el wadi de evidencias de intervención humana no registradas hasta hoy en las campañas realizadas de localización de graffiti, inscripciones informales pintadas o grabadas en las paredes rocosas del wadi. 

 

El primer objetivo del Proyecto es localizar y registrar con tecnología actual los más de 100 graffiti que han sido identificados hasta la fecha, identificar nuevos e investigar cualquier otra fuente de información presente en el wadi.

 

Por este wadi han pasado varios investigadores, de manera que no somos los primeros en centrar nuestra atención en él. Tras el descubrimiento del llamado "escondite" de la tumba TT 320, la mayor parte quienes se han interesado en el wadi lo ha hecho en razón de ésta última, debido al espectacular hallazgo de las momias reales. La más reciente de estas investigaciones ha sido publicada en 2010.

 

 

 

 

 

 

En el completo estudio E. Graefe y G. Belova The Royal Cache TT320: a Re-examination. Cairo. 2010  se hace un balance de las exploraciones anteriores de la tumba TT 320 y se ofrece una completa y exacta topografía del interior de la misma. Además, la limpieza de ésta sacó a la luz fragmentos de los sarcófagos reales que fueron extraídos en 1881

Sobre el wadi como lugar arqueológico, sin embargo, la atención de los investigadores ha sido mucho más escasa. Sin embargo, ha sido el estudio de los numerosos graffiti, inscripciones informales grabadas en las paredes del wadi, el que ha proporcionado la única fuente de información arqueológica, aparte de la mencionada tumba.

 

Wilhelm Spiegelberg, el primer investigador que se interesó por estas inscripciones, identificó un alto número de graffiti en una prospección realizada hacia 1895 en el interior del wadi y que fue publicada en 1921.

 

 

 

 

 

 

 

Wilhelm Spiegelberg

(1870-1930)

 

Catedrático de Egiptología de las universidades de Estrasburgo, Heidelberg y Munich. Fue un gran especialista en textos y escritura demótica.

                        

La publicación de la prospección de Spiegelberg en 1921.

                        

Posteriormente fue Jaroslav Černý quien se interesó por el contenido en graffiti del wadi. Tanto en este caso como en el anterior, este interés se debió no tanto al lugar en sí mismo sino a la naturaleza de estas inscripciones informales. En ambos casos se trató de prospecciones generales que cubrían una amplia gama de lugares en la necrópolis tebana.

 

 

 

 

 

Jaroslav Černý

(1898-1970)

 

Participó en las excavaciones de Deir el-Medina junto a Bernard Bruyére, en cuyas jornadas de descanso se dedicó a registrar graffiti inéditos en la montaña tebana. Asiduo colaborador de Alan H. Gardiner, posteriormente fue catedrático de Egiptología en el University College de Londres y en la universidad de Oxford. Fue un especialista en escritura y textos hieráticos, especialmente del Reino Nuevo y la época tardía.

Tras años de prospectar casi en solitario, Jaroslav Cerny publicó sus resultados en 1956.

                        

Durante los años sesenta del pasado siglo se llevó a cabo una obra monumental de recopilación de los graffiti publicados hasta entonces y de prospección para localizar nuevos en la totalidad de los wadis y vertientes que constituyen la montaña tebana. Esta obra fenomenal se fue publicando en fascículos y constituye hoy la herramienta básica de trabajo en este tema debido a su detallada cartografía y a la ingente cantidad de información aportada. La denominación C2 para el wadi de la cachette que hemos tomado como nombre del proyecto se debe a esta obra y fue llevada a cabo por el Centro de Documentación del Antiguo Egipto una de las dos instituciones, junto con la Universidad Complutense que han retomado el trabajo en el momento actual. Muchos son los nombres que colaboraron con el proyecto, incluido el ya mencionado de Jaroslav Černý. Además de él colaboraron en el proyecto en sus farias fases Christiane Desroches-Noblecourt, Abdel Aziz Sadek, Mohamed Shimy, Michel Dewachter, Marcel Kurz, Monique Nelson y muchos otros.

Portada y un ejemplo de documentación topográfica de un volumen de la obra Graffiti de la Montaigne Thebaine.

Uno de los graffitos identificados en el wadi por el proyecto

Graffiti de la montagne thebaine.

             

             

                                                                                                                                                               

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Editor: José-R. Pérez-Accino