Los objetivos de la campaña eran la evaluación del estado de los graffiti identificados en el pasado, identificación de nuevos y exploración de otras evidencias de acción humana en el wadi. Nuestro Proyecto se centra en el wadi como fuente de información, en el convencimiento de que la importancia de la tumba TT 320 que se halla en el lugar ha ensombrecido de alguna manera otras evidencias de acción humana que han pasado desapercibidas hasta nuestros días.

 

Durante las semanas de trabajo, el equipo ha identificado un alto número de graffiti de entre los que se encontraban publicados previamente, pero no todos, en muchos casos, debido a la dificultad de acceso. Esto se ha hecho especialmente más patente en el caso de las inscripciones presentes en el segundo nivel de la pared oeste. El acceso no parece seguro en la actualidad y en esta campaña nos hemos centrado en los presentes en el nivel inferior del wadi.

 

Se han identificado zonas no prospectadas con anterioridad y que van a serlo en futuras campañas. Asimismo, hemos identificado nuevas inscripciones tanto en esas áreas como en las que ya se habían explorado. Algunas de estas inscripciones parecen muy significativas y se encuentran actualmente en estudio. El equipo ha identificado también un área de concentración de graffiti y otras evidencias de acción humana que esperamos sean de especial relevancia. Esto hace especialmente importante la revisión detallada de la totalidad del wadi.

 

 

 

 

 

 

Secciones prospectadas en los años sesenta del pasado siglo y publicadas en Graffiti de la Montaigne Thebaine. 

 

 

 

 

Los graffiti se encuentran, con frecuencia, en lugares de difícil acceso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Miembros del equipo en la tarea de localizar graffiti.

 

 

 

 

 

Las inscripciones son de pequeño tamaño y de muy difícil identificación, entre otras cosas, debido a la condición frágil de las paredes rocosas del wadi.

 

 

 

 

 

Los graffiti antiguos parecen haber sido incisos con una herramienta dura y fina. La abundancia de lascas de sílex como ésta ayuda en la zona a pensar que se trata del instrumento empleado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Las paredes del wadi son casi verticales.

 

 

 

Abd el-Razik al comienzo del "sendero de Agatha Christie", el camino que conduce hasta el segundo nivel y la cima de la montaña por el sur del wadi y que aparece en una de las novelas de esta autora británica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marcas en lápiz de los predecesores en la prospección del wadi. Son fundamentales para poder localizar las inscripciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una sesión de trabajo por la tarde. 

 

 

 

 

 

 

Desayuno a la sombra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ester trabajando a más de 50 grados.

 

 

 

 

 

 

Cristina se relaja de la administración y la logística.  Todos los ojos son pocos para mirar, mirar, mirar y volver a mirar.

 

 

 

 

 

 

 

Shaima con el telescopio, hasta que por el calor se vean estrellitas...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Abd el-Razik entre los wadis C2 y C3.

 

 

 

 

 

 

Carmen limpiando una zona para fotografiar.

 

 

 

 

Abou y Mohamed en los restos de un campamento de un proyecto anterior.

 

 

 

 

 

 

 

Carmen y Abd el-Razik en plena tarea.

 

 

 

 

 

 

José Ramón intenta convencer a Carmen de algo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Abou y Mohamed arriesgándose por la ciencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

María estaba en todas partes con su cámara.

             

             

                                                                                                                                                               

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Editor: José-R. Pérez-Accino